editorial

ICF encabeza comité para frenar daños ambientales en La Reserva del Hombre y la Biosfera del Rio Plátano

Comayagüela.-  El Instituto de Conservación Forestal (ICF) que dirige el ministro director Arnaldo Bueso, junto a varias instituciones del Estado enfila acciones para terminar con la tala y tráfico ilegal de madera, así como la ganadería invasiva en la biosfera del rio Plátano.

En ese sentido, el ministro Bueso se reunió inicialmente con la fiscal del Medio Ambiente Lorena Fernández, con el fin de asegurar acciones inmediatas en ese sector, que a su vez ha sido declarado patrimonio de la humanidad por las Naciones Unidas y por ende una zona intocable.

El ministro señaló que hace años y por culpa  de la expansión de la frontera agrícola se perdían cerca  de siete mil hectáreas de bosque, pero hoy día y luego de varias acciones se ha logrado bajar esa cifra a unas dos mil hectáreas por año, que es significativo, pero se requiere ser más contundente para terminar con ese flagelo, que daña el principal pulmón del país y del continente también.

Dijo que la fiscal ha asumido su compromiso  y se harán acciones conjuntas y permanentes y una de las principales será ubicar un equipo permanente para esta actividad y eso permitirá mayor agilidad y dar respuesta inmediata a esas necesidades.  

Seguidamente, se reunió con los miembros se la comisión ad-hoc, que la integran entes del Estado y sociedad civil para definir estrategias sobre el tema, cita que califico extraordinaria, dado que el mismo se creó en 2011 y se está reactivando, junto al llamado comité petit que lo integran la Fiscalía del Ambiente, Ministerio Público, Procuraduría General de la República, Fuerzas Armadas y el ICF.

“Se inició de nuevo el trabajo de operaciones de campo para reducir la deforestación ilegal, el tráfico ilegal de la madera y a su vez terminar con los daños que afectan a la biosfera del rio Plátano”, dijo el Ministro.

Recordó que tras la declaratoria oficial de zona protegida y la ampliación  de sus límites en 1997 ya no se puede hacer reubicaciones ni asentamientos de personas en dicha zona, algo que ya no sucede y que si alguien más entro a la zona después de esa fecha ya fue de forma ilegal y el único compromiso es sacarlos porque es zona protegida, un recurso natural importante y a su vez un patrimonio de la humanidad y el deber es protegerlo, partiendo del férreo compromiso del presidente Juan Orlando Hernández, de avanzar en este proceso.

De no atacar el problema el país sufre el riesgo de perder ese mérito y eso implica una baja de categoría y todo  a causa de la deforestación. “Se está trabajando fuerte en asegurar la protección de la biosfera del rió Plátano y más ahora con lo que se ha descubierto con Ciudad Blanca se ha denotado  una expansión de la frontera agrícola y es necesario poner coto a la situación.editorial

 

 

Please follow and like us:
Comments for this post are closed.